julio 23, 2009

Seguridad en los taxis

Posted in Seguridad a 9:42 pm por Areli

En México (asumo que no solo en aquí sino en todo el mundo) la violencia va en aumento, por lo que nunca está de más tomar precauciones para cuidarnos y cuidar a nuestra familia.

Los asaltos en el transporte público son cosa de todos lo días, y en los taxis va en aumento por lo que pongo algunas recomendaciones para protegernos:

  • Si de antemano sabes que requerirás utilizar taxi, tómate el tiempo para  averiguar el teléfono de algún radio taxi de sitio.  Pide a la operadora que te indique las características, así como el número de placas que comienza con una “S” o “L”, que aparece rotulado en el toldo, la cajuela y las puertas.
  • No abordes unidades con vidrios polarizados, ni particulares que ofrezcan servicios de taxi en la vía pública, aún en sitios o bases de taxis.  Evita abordar un taxi que haya sido modificado en su exterior o presente adornos en exceso, de igual manera aquellos que circulen sin luces o que porten en los cristales, permisos o amparos para circular.
  • Al abrir la puerta para abordar observa al chofer y ve si te inspira confianza, busca inmediatamente el tarjetón con su foto y verifica antes de cerrar la puerta que se trate de la misma persona.  Si algo no coincide “te da mala espina” o te hace desconfiar en lo más mínimo, no te subas, despídelo y espera otro taxi.
  • Es muy recomendable que,  cuando vayas a tomar un taxi te hagas acompañar de alguien que te vaya a dejar. Indica a tu acompañante que tome nota de la matrícula del taxi y que al despedirse te solicite en voz alta (para que se dé cuenta el taxista), que le llames tan pronto como llegues a tu destino.
  • Al abordar un taxi, cuando cierres la puerta pon inmediatamente los  seguros, simula una llamada indicando el camino y el taxi “ya voy para allá, voy en un taxi marca  VW con el número 6783057 para que me permitan el acceso al llegar”
  • No aceptes tomar atajos debido al tráfico. Si el chofer se niega bájate intempestivamente en el primer semáforo o a la primera oportunidad que tengas al hacer un alto total el vehículo. De igual forma toma tus precauciones si el chofer argumenta que la unidad está fallando.
  • Desconfía de un chofer demasiado amable, puede estar tratando de obtener información o distraerte –no reveles información personal.
  • Prevé al llegar a tu destino, alista tu pago y no demores el descenso. Si llegas a tu hogar pídele que se detenga algunos metros antes, a manera de que no se dé cuenta a donde te dirigías.
  • Al llegar de viaje a una Terminal jamás tomes taxis que no sean autorizados dentro de la estación.

Si desafortunadamente ya eres objeto de un asalto no opongas resistencia, tu vida vale mucho más que los objetos materiales y/o el dinero.

Anuncios

julio 21, 2009

Primeros Auxilios: Maniobra de Heimlich

Posted in Primeros Auxilios, Seguridad a 9:19 pm por Areli

La asfixia se produce cuando un objeto extraño se presenta en la garganta o tráquea, bloqueando el flujo de aire. En los adultos, un pedazo de comida mal masticado es la causa más común de la asfixia. Los niños pequeños suelen tragar objetos pequeños, se asfixian porque corta el oxígeno al cerebro, en ese caso se deben administrar los primeros auxilios lo antes posible.

La señal universal de la asfixia es llevarse ambas manos a la garganta, si la persona no realiza esta señal existen señales de alerta que nos ayudarán a identificar el ahogamiento:

  • Dificultad o Incapacidad para hablar
  • Dificultad para respirar, o una respiración ruidosa
  • Incapacidad de toser
  • La piel y los labios pasan de un color normal a rojo y posteriormente azul
  • Inconciencia

Cuando estos síntomas se presentan es importante actuar de manera inmediata.

La maniobra de Heimlich  puede salvar la vida de  una persona que sufre de asficia o ahogamiento ya que permite expulsar objetos que obstruyen la vía respiratoria.

El procedimiento:

Una persona se coloca a espaldas de la persona que se está asfixiando, lo rodea con sus brazos pasando estos por debajo de los brazos de la víctima y aproximadamente dos dedos por encima del ombligo coloca su puño cerrado y coloca la otra mano (palma abierta) sobre el puño y hacer compresiones rápidas hacia arriba.

Estos movimientos producen que el objeto que sea expulsado permitiendo que la persona pueda respirar normalmente.

Heimlich para bebes

En el caso de bebes hacer las compresiones del modo anterior pueden provocar la muerte del menor, en estos casos la manioobra de Heimlich se realiza de la siguiente manera:

El adulto deberá sentarse y colocar al bebé o lactante boca abajo sobre su antebrazo (del adulto), golpear suvemente pero de manera firme al infante con el talón de la mano (parte carnosa de la palma de la mano) en el centro de la espalda, la gravedad y la presión ejercida por los golpes de la espalda deberán liberar el bloqueo, si la respiración no se normaliza deberá continuar el procedimiento y llamar al servicio de emergencia.