julio 21, 2009

Primeros Auxilios: Maniobra de Heimlich

Posted in Primeros Auxilios, Seguridad a 9:19 pm por Areli

La asfixia se produce cuando un objeto extraño se presenta en la garganta o tráquea, bloqueando el flujo de aire. En los adultos, un pedazo de comida mal masticado es la causa más común de la asfixia. Los niños pequeños suelen tragar objetos pequeños, se asfixian porque corta el oxígeno al cerebro, en ese caso se deben administrar los primeros auxilios lo antes posible.

La señal universal de la asfixia es llevarse ambas manos a la garganta, si la persona no realiza esta señal existen señales de alerta que nos ayudarán a identificar el ahogamiento:

  • Dificultad o Incapacidad para hablar
  • Dificultad para respirar, o una respiración ruidosa
  • Incapacidad de toser
  • La piel y los labios pasan de un color normal a rojo y posteriormente azul
  • Inconciencia

Cuando estos síntomas se presentan es importante actuar de manera inmediata.

La maniobra de Heimlich  puede salvar la vida de  una persona que sufre de asficia o ahogamiento ya que permite expulsar objetos que obstruyen la vía respiratoria.

El procedimiento:

Una persona se coloca a espaldas de la persona que se está asfixiando, lo rodea con sus brazos pasando estos por debajo de los brazos de la víctima y aproximadamente dos dedos por encima del ombligo coloca su puño cerrado y coloca la otra mano (palma abierta) sobre el puño y hacer compresiones rápidas hacia arriba.

Estos movimientos producen que el objeto que sea expulsado permitiendo que la persona pueda respirar normalmente.

Heimlich para bebes

En el caso de bebes hacer las compresiones del modo anterior pueden provocar la muerte del menor, en estos casos la manioobra de Heimlich se realiza de la siguiente manera:

El adulto deberá sentarse y colocar al bebé o lactante boca abajo sobre su antebrazo (del adulto), golpear suvemente pero de manera firme al infante con el talón de la mano (parte carnosa de la palma de la mano) en el centro de la espalda, la gravedad y la presión ejercida por los golpes de la espalda deberán liberar el bloqueo, si la respiración no se normaliza deberá continuar el procedimiento y llamar al servicio de emergencia.